La Historia investiga, analiza y registra el pasado del hombre. Los acontecimientos ocurridos, sus causas, su desarrollo geográfico, social y las consecuencias de los mismos. Que nos sirve de base para la comprensión del presente. Al hablar del pasado del hombre entendemos que todas las acciones, pensamientos y obras cuya trascendencia modificó, alteró o impulsó un proceso social.

23 de agosto de 2014

Leyendas Urbanas de la Edad Media

. 23 de agosto de 2014
0 comentarios


  El término Edad Media fue acuñado en el siglo XV, específicamente en los textos del humanista italiano Flavio Biondo y en un documento del obispo Giovanni Andrea Bussi.  Este clérigo definió como “medias tempestas”-épocas medias, en latín-los casi mil años que habían transcurrido desde la caída del Imperio Romano hasta su época y que los hombres de letras empezaron a descubrir como una etapa sombría que se había interpuesto entre los gloriosos tiempos clásicos y el resplandeciente mundo moderno.  Enterrar la “barbarie medieval” para recuperar los valores de la cultura grecorromana fue la obsesión de la época, bautizada como Renacimiento por el historiador del arte del siglo XV Giorgio Vasari.
.
Más adelante fueron los ilustrados del Siglo de las Luces quienes contribuyeron a aumentar su mala fama, al retratarlo como un periodo irracional y violento, dominado por la cruz y la espada.  Sin embargo, a finales del siglo XVIII los movimientos nacionalistas revirtieron la tendencia.  Lanzaron una idea más positiva, si bien igualmente distorsionada, de una Edad Media en la que buscaban los orígenes heroicos de sus incipientes estados.  La literatura también aportó una visión romántica, con sus tópicos sobre el amor cortés y las gestas épicas, estereotipos difundidos luego en novelas y películas, poco fieles al contexto histórico real. 
.
Todo esto ha llevado a la creencia errónea generalizada de que el Medievo consistió en diez siglos de ignorancia y oscurantismo durante los cuales no se inventó nada importante.  No obstante la medievalista italiana Chiara Frugoni recuerda que fue entonces cuando surgieron varios de los pequeños adelantos que mejoraron nuestra vida: desde los objetos de uso diario, caso de botones, tenedores y pantalones, a aparatos como la brújula, las gafas, la imprenta de caracteres móviles y el reloj mecánico.
.
También empezaron a configurarse instituciones como los bancos y las universidades, y fue en esa supuesta época oscura cuando se difundieron las notas musicales y los números árabes, además del ajedrez y los juegos de cartas.  En la Baja Edad Media, según el historiador francés Jean Gimpel, “Europa occidental conoció un periodo de intensa actividad tecnológica, fecundo en invenciones, todo un adelanto de la revolución industrial inglesa del siglo XVIII”.
.
Algunos europeos en ésta era, llegaron a lugares remotos por primera vez: por ejemplo, Marco Polo, quien cruzó toda Asia, en el siglo XIII, hasta llegar a China y el vikingo Leif Eriksson, (hijo de Erik el Rojo) desembarcó en Norteamérica hacia el año 1,000. 
Jacques Heers, director de Estudios Medievales de la universidad parisina La Sorbona, explica que en el siglo XIV había muchos maestros remunerados, profesionales laicos con formación universitaria que enseñaban letras, matemáticas y catecismo a los niños de la ciudad.
.
Recientemente, expertos han cuestionado la proverbial ignorancia del hombre medieval.  El escritor Umberto Eco cree que es falso, como se ha dicho, que hasta el viaje  de Colón todo el mundo pensaba que la tierra era plana.  En realidad, la noción de la esfericidad de nuestro planeta ya la habían asumido los sabios de la antigua Grecia, y no había sido olvidada en la Edad Media.  En el siglo VII, Isidoro de Sevilla mencionó el círculo ecuatorial y en el siglo XV Fra Angelico pintó la catedral de Orvieto un Cristo-Juez con un globo terráqueo en la mano. 
.
De ahí que los Sabios de Salamanca, durante mucho tiempo tachados de incultos por la historiografía, tuviese razón al intentar impedir el viaje a las Indias: no cuestionaban que la Tierra fuera redonda, sino los cálculos erráticos sobre la extensión del océano, que el almirante genovés consideraba demasiado pequeño.  De hecho, si las carabelas no se hubiesen tropezado con América, la expedición habría sido un fracaso.  Otro estereotipo se refiere a la supuesta sumisión de la población medieval a las supersticiones, la exaltación mística y los miedos irracionales.  De ahí surgió la idea ampliamente difundida de que, en vísperas del año 1000, en toda Europa cundió el pánico ante la inminente llegada del Apocalipsis.
.
Un día se llegó a decir que todo el mundo dejó su trabajo y su vida familiar para dedicarse a la oración, las obras de caridad o la peregrinación a la Tierra Santa-los más pudientes-, pero de ese sombrío escenario no hay ni rastro en los documentos de la época.  Según el periodista italiano Indro Montanelli, los archivos conservados prueban que “ni siquiera en aquel fatídico diciembre los hombres renunciaron a sus costumbres de casarse, engañarse, matarse o estafarse.
.
También se ha hablado del supuesto vandalismo de la sociedad medieval, a la que se acusa de reducir a ruinas los monumentos de la Antigüedad clásica.  Pero en muchas ocasiones los verdaderos responsables de pillajes y devastaciones no fueron los incultos hombres medievales, sino las estrellas del sofisticado Renacimiento.  Algunos historiadores han señalado que el Foro Romano no fue expoliado en la Edad Media, sino durante el papado de Julio II (1443-1513), que usó las maravillas antiguas de la capital italiana como una cantera para conseguir el mármol que necesitaba en sus nuevas obras arquitectónicas.  Según testigos de la época, a finales de la Edad Media los templos y monumentos del Foro aún se conservaban casi intactos.
.  
Y qué decir de la supuesta falta de higiene imperante? Pese a lo que se ve en algunas películas, no es verdad que la gente se lavara sólo dos o tres veces al año.  Según el historiador alemán Johannes Bühler, “los baños calientes fueron durante todo el Medievo una práctica muy extendida, vista como motivo de placer y práctica sanitaria”.  Las casas de baños eran numerosas ya en la Alta Edad Media, y posteriormente fueron introducidos en Occidente también los de vapor, una costumbre de origen eslavo.
.
En cuanto a supuesta escasez de alimento, es cierto que la población europea pasó periodos de carestía, pero las hambrunas no fueron una constante durante diez siglos.  Según el año 1000, Roberto Lacey y Danny Danziger, las excavaciones arqueológicas muestran, por ejemplo, que los individuos que vivieron en Inglaterra entre los siglos X y XI tenían cuerpos fuertes y sanos, de una altura parecida a la de los actuales, gracias a una dieta sencilla pero en absoluto precaria.
.
Gran parte de los estereotipos sobre la Edad Media se refieren a la mujer, pero también deben ser revisados.  Algunas investigaciones han desmentido que fueran obligadas a casarse siendo adolecentes o incluso niñas.  Generalmente llegaban al matrimonio bien entradas en la edad adulta, salvo las pertenecientes a la nobleza o la realeza, cuyas familias negociaban las uniones cuando aún no habían abandonado la infancia por conveniencias dinásticas o territoriales.
.
Para el historiador francés Jean Gaudemet, sobre todo en los medios rurales las féminas no se casaban pronto, “posiblemente para controlar la natalidad”.  El catedrático de la Universidad de Valladolid Alberto Marcos Martin asegura que “desde la Baja Edad Media, en Occidente comenzó a generalizarse el modelo de matrimonio tardío”, que se consolidó plenamente en el siglo XVIII, cuando la edad de las contrayentes se situó como promedio entre los 25 y los 28 años.
.
Otro tópico muy difundido es la costumbre de los cruzados de asegurar la fidelidad de sus esposas por medio del cinturón de castidad, pero los expertos coinciden en que se trata de una falacia, ya que nadie podría sobrevivir durante meses-o incluso años-llevando puesta una herramienta de hierro que impediría  incluso los más sencillos hábitos de higiene intima.  Y lo mismo podría decirse sobre el estereotipo relativo al derecho de pernada (lus primae noctis…En latín, derecho de la primera noche, cuya aplicación es muy discutida por los historiadores), según el cual las siervas de la gleba, al contraer matrimonio, tenía la obligación de entregarse sexualmente a su señor feudal.  La medievalista francesa Régine Pernoud llegó a afirmar que era una disparatada invención de algunos historiadores, verdadera prueba de que la Edad Media ha sido víctima de un complot. 
.
En el imaginario colectivo la hoguera también forma parte del mundo medieval,  que se suele relacionar con la atroz persecución a las mujeres que fueron acusadas de brujería, aunque en realidad no tuvo lugar en esa época.  Es cierto que la Inquisición fue creada en el siglo XII, pero la verdadera caza de brujas constituyó un fenómeno que se desarrolló en la Edad Moderna.  Según Brian P. Levack, profesor de la Universidad de Texas en Austin, “no comenzó hasta el siglo XV, y concluyó a mediados del siglo XVIII”.
.
De todas formas, sería un grave error si de todo esto concluyéramos que la Edad Media resultó ser un tiempo feliz marcando por el progreso y la convivencia pacífica.  Muchos investigadores se ponen en guardia frente al surgimiento de nuevos falsos mitos-esta vez positivos-que ofrecen una imagen igualmente distorsionada de la historia.  Por ejemplo, para el medievalismo francés Jacques Heers no es cierto que tras el declive del Imperio Romano se acabara con la lacra de la esclavitud y el comercio de seres humanos, que habían sido clave en la economía y la composición social de las civilizaciones antiguas.  En su opinión, “durante todo el periodo medieval existieron en Europa auténticos esclavos que fueron objeto de compras, ventas y reventas”.
.
Bryan Ward-Perkins, investigador de Trinity College de Oxford, rechaza la teoría, muy popular en estos últimos años, de que las poblaciones germánicas-los bárbaros-, que irrumpieron en el centro y sur de Europa en los siglos IV y V, eran comunidades pacificas cuya entrada no fue a través de invasiones guerreras, sino de una simple migración que los llevó a traspasar las fronteras del Imperio romano.  No se trata de pasar de una imagen extremadamente sombría de la Edad Media a otra exaltada y romántica.  “Para el término medio sigue habiendo poco o ningún espacio”, lamenta Ward-Perkins.


Referencia
Revista Muy Interesante
Reportaje realizado por: Dario Migliucci
# 372, mayo 2012
Páginas 80-84




Read More »»
 

Bibliotecas Virtuales

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 317-5454-08-3

Webs amigas


src="http://i50.tinypic.com/igye6v.jpg" />

Seguidores