La Historia investiga, analiza y registra el pasado del hombre. Los acontecimientos ocurridos, sus causas, su desarrollo geográfico, social y las consecuencias de los mismos. Que nos sirve de base para la comprensión del presente. Al hablar del pasado del hombre entendemos que todas las acciones, pensamientos y obras cuya trascendencia modificó, alteró o impulsó un proceso social.

13 de octubre de 2012

Venta de niñas como esposas

. 13 de octubre de 2012

O planteado de otro modo, ¿son 50 millones de euros un halago o un insulto? Tal es la cantidad que Cecil Chao, un millonario de Hong Kong, ha ofrecido al hombre que logre conquistar el corazón de su hija lesbiana, según contaba la semana pasada mi compañero José Reinoso. Más allá del razonamiento que revela, la oferta, que Gigi Chao parece haberse tomado con filosofía, enraíza en la vieja tradición de la dote, aún muy extendida por ejemplo en India. Sin embargo, en China o en los países de mayoría musulmana es al revés. Los hombres tienen que pagar a sus futuras esposas, o a las familias de éstas, para casarse. En cualquier caso, son sistemas perversos que cosifican a las mujeres.
.
Las feministas pueden llevar un siglo luchando por la igualdad de mujeres y hombres, pero la realidad se presenta tozuda. Por mucho que se proclame que un ser humano no tiene precio, un vistazo a la prensa mundial descubre que las esposas se cotizan según el mercado.
.
El concepto de la dote, el dinero o los bienes que una mujer lleva al matrimonio, se funda en la concepción de ésta como miembro no productivo de la familia, que a partir de los esponsales va a trasladarse a la casa del marido, convirtiéndose así en una carga. Una buena dote la haría así más atractiva. Aunque en Occidente esa visión hace ya tiempo que quedó superada, todavía se encuentran vestigios en sectores tradicionales en los que la novia sigue aportando el ajuar.
.
En India, donde persiste esa práctica, sus defensores aseguran que es un medio para que la mujer reciba una parte de la herencia paterna. Sin embargo, no es ella quien la recibe sino su marido. Los periódicos locales dan cuenta de las dificultades económicas que la costumbre plantea tanto a los padres con varias hijas como a quienes carecen de recursos. Además, el retraso o la discrepancia en el pago prometido se citan con frecuencia entre las razones de la violencia contra las mujeres en el seno de su familia política.
.
Que las esposas tienen precio de mercado parece claro cuando se da un salto a la vecina China, donde la política de un solo hijo y la preferencia por los varones ha dejado al país escaso de mujeres. Allí en lugar de ser los padres de las chicas los que pagan para casarlas, son los pretendientes los que tienen que aflojar la cartera hasta extremos que agobian a muchas familias. Artículos periodísticos hablan de novias que cuestan 100.000 yuanes (unos 12.000 euros) en un país que el salario de un obrero apenas llega a los 1.000 yuanes mensuales.
.
En la tradición islámica, el mahr, o donación nupcial, es una obligación para el hombre con el objetivo de garantizar la supervivencia de la mujer si él muere o la divorcia. Se trata de una figura muy parecida a la donatio propter nuptias que el código de Justiniano introdujo en el derecho romano como compensación a la dote, y que aún se refleja en la entrega de las arras durante las bodas cristianas. Pero las buenas intenciones de la ley, se pierden a veces en su puesta en práctica. Un repaso a la situación actual saca a la luz que entre los más pobres, el mahr convierte a la mujer en una mercancía, mientras que entre los ricos se ha desbordado hasta suponer un obstáculo para la boda.
.
En las zonas rurales de Níger, Yemen o Afganistán, las niñas constituyen así una forma de obtener dinero ante una mala cosecha. Una hija que se entrega en matrimonio es una boca menos que alimentar y el mahr permite dar de comer al resto de la familia. En el caso más extremo, Fariba Nawa ha documentado en su libro Opium Nation (Harper Perennial, 2012) el uso de niñas-novia para pagar deudas de droga en el campo afgano.
.
“Las familias usan el matrimonio infantil como una alternativa, una estrategia de supervivencia ante la inseguridad alimentaria”, ha declarado Djanabou Mahonde, el responsable de protección infantil de Unicef en Níger.
.
En los acomodados países petroleros de la península Arábiga, se atribuye a la elevada dotación del mahr exigida por algunas familias el retraso en la edad de la boda y el aumento de los matrimonios de locales con extranjeras. Sin duda también influyen otros factores como la creciente educación de las mujeres autóctonas o el que éstas tengan más difícil casarse con forasteros. No obstante, el asunto parece lo suficientemente grave como para que las autoridades hayan tomado cartas en el asunto. En Dubái, por ejemplo, se ha fijado un mahr máximo de 50.000 dirhams (unos 1.100 euros), bajo multa de 500.000 dirhams o incluso pena de cárcel.
.
“Un encuesta online revela que 38% de quienes respondieron culpan del retraso en el matrimonio al excesivo coste del mahr, 32% a los padres, 7% a las chicas que se orientan hacia una carrera, y 5% a las costumbres y tradiciones que obligan a casarse entre parientes o miembros de una misma tribu”, aseguraba recientemente un miembro del Consejo Nacional Federal, la cámara consultiva de EAU.
.
Aunque las autoridades emiratíes insisten en que no hay estadísticas fiables, desde los medios de comunicación se promueve el ejemplo de familias que renuncian al pago nupcial o lo convierten en algo simbólico. Les preocupa sobre todo que la búsqueda de novias fuera del país termine afectando a la identidad y la cultura nacionales.
.
El pasado mayo, el responsable de los tribunales de Dubái rindió tributo a una pareja que fijó el mahr en 1 dirham, la cifra más baja registrada en 2011. El asunto recibió una gran cobertura en la prensa de Emiratos. De igual modo, ahora se ha hecho eco del caso de un ciudadano del vecino Arabia Saudí que sólo ha pedido 2 riales (40 céntimos de euro) por su hija, cuando lo habitual en ese país ronda los 30.000 riales para una familia de clase media, si bien alcanza cientos de miles entre las más acaudaladas.
.
Son pequeños pasos que intentan adaptarse a la realidad de una nueva generación de mujeres cada vez mejor preparadas y más independientes a pesar de las limitaciones legales. Falta ahora que la sociedad las valore por ellas mismas, no por su estado civil o la familia de la que proceden. Ahora bien, que un padre te valore en 50 millones de euros tampoco está demostrado que perjudique a la autoestima.
 
Unos 75 millones de niñas en el mundo no van al colegio. Cada tres segundos, una es obligada a casarse. El 90% de los menores que trabajan en el servicio doméstico son niñas de 12 a 17 años. El 50% de las agresiones sexuales las sufren niñas menores de 16 años. Unos dos millones de niñas sufren la mutilación de sus genitales cada año. Reducir estas cifras es uno de los objetivos del Día Internacional de la Niña, que se celebra hoy por primera vez, después de que la Asamblea General de la ONU declarara el 11 de octubre como la fecha señalada para difundir y luchar contra los problemas excepcionales que sufren las menores en todo el mundo.
Para su primera celebración, la ONU ha querido centrarse este año en el matrimonio en la infancia, un problema que ha sufrido una de cada tres mujeres que hoy tienen entre 20 y 24 años, aproximadamente unos 70 millones. Según cifras de Unicef, casi 400 millones de mujeres de entre 20 a 49 años, más del 40%, se casaron cuando eran niñas; de estas, más de 23 millones lo hicieron antes de cumplir los 15.
.
Unicef insiste en que el matrimonio infantil supone "una violación de los derechos humanos fundamentales que afecta a todos los aspectos de la vida de una niña". Y la ONU recuerda que las bodas tempranas interrumpen la educación de las menores, limitan sus oportunidades, aumentan el riesgo de violencia y abuso, ponen en peligro su salud y, por lo tanto, constituyen un obstáculo para la consecución de casi todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el desarrollo saludable de las comunidades.
.
Además, el matrimonio en la infancia causa embarazos tempranos y no deseados, y supone riesgos que amenazan la vida de las niñas. En los países en desarrollo, el 90% de las madres adolescentes de 15 a 19 años están casadas, y las complicaciones relacionadas con el embarazo son la principal causa de muerte de las jóvenes de este grupo de edad. Pero no son solo en esos países. En España en 2011, según el Instituto Nacional de Estadística, hubo 153 matrimonios de niñas de menos de 18 años. De ellas, 19 tenía menos de 15.
Las niñas con bajos niveles de escolaridad tienen más probabilidades de contraer matrimonio a una edad temprana y se ha demostrado que el matrimonio en la infancia prácticamente significa el fin de la educación de las niñas. Por el contrario, las niñas que han recibido una educación secundaria tienen hasta seis veces menos probabilidades de casarse en la infancia, lo que hace de la educación una de las mejores estrategias para proteger a las niñas y combatir el matrimonio en la infancia.
.
Unicef, ONU Mujeres y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) organizan hoy diferentes actividades en todo el mundo para conmemorar la fecha y promover, entre otras cosas, que los Gobiernos promulguen y hagan cumplir leyes para aumentar la edad mínima de matrimonio a los 18 años. En España, la organización Plan, una de las impulsoras de la declaración del Día Internacional de la Niña, ha organizado varios actos que incluyen la entrega de un manifiesto al Congreso de los Diputados. Por la noche, el estadio Santiago Bernabéu se iluminará de rosa junto a otros nueve edificios en todo el mundo, como el Empire State de Nueva York, las cataratas del Niágara o las pirámides de Egipto.


Imagine a una niña capaz de cambiar el mundo. Podría ser Mariama, de Níger, a la que, a sus 13 años, su padre ha casado con un desconocido que ha pagado 152 euros por ella. O Itzel, de 15, que vive en Nicaragua, el país con mayor tasa de embarazadas entre los 15 y 19 años y donde de cada 100 partos, 27 son de adolescentes. Itzel, claro, también lo está. Como ellas, unos 900 millones de niñas y mujeres viven la carga de serlo, atrapadas en la pobreza, con menos de un dólar al día. Son los pobres entre los pobres. Y sin embargo, nadie como ellas podría impulsar el desarrollo de sus países si alguien les abre una puerta.
.
Para recordarlo llega este 11 de octubre el primer Día Mundial de la Niña, impulsado por la organización Plan y con el respaldo de Naciones Unidas. Las cifras avalan su empeño: según el Informe 'Por Ser Niña' de Plan, y partiendo de datos de la OCDE, cada año de educación secundaria de una mujer reduce la mortalidad de sus futuros hijos entre un 5 y un 10% y supone un incremento de entre un 10 y un 20% de sus ingresos cuando crezca. Y el dato es importante, ya que las mujeres invierten el 90% de lo que ganan en la estabilidad de su hogar, mientras que el varón sólo dedica entre el 30 y el 40%, de acuerdo con la media mundial.
La premisa de este Día está clara: las niñas educadas son capaces de transformar sus vidas, las de sus familias y la de sus comunidades. Nunca una inversión tendrá mayor tasa de retorno. Sin embargo, menos de dos centavos de cada dólar que se dedica a Cooperación van destinados a ellas, denuncia la campaña The Girl Effect.
.
"Hemos estado cuatro años trabajando con Naciones Unidas para crear este día porque entendemos que las niñas son las más vulnerables de la sociedad. De una familia, la última que come es la niña, es la primera que deja el colegio, sufre mutilación sexual, problemas de salud reproductiva, matrimonio temprano... El simple hecho de nacer es algo que no se celebra en muchos países del mundo", resume Concha López, directora general de PLAN Internacional España.
.
"Incidimos en la necesidad de invertir en ellas, no de ayudarlas. Además de una cuestión de derechos fundamentales, es algo clave en el proceso económico de un país -el aumento de un 1% en el porcentaje de niñas que cursan secundaria, sube un 0,3% el PIB, incluso un 1% en países como Bangladesh- Es algo empírico", añade López. El objetivo que se marca su organización es también concreto: que cuatro millones de niñas tengan acceso a al menos nueve años de educación de calidad, lo que se traduce en una "mayor conciencia de sí mismas que les ayude a tomar decisiones. Ese sería el verdadero motor de cambio del mundo".
.
Y es que 500 millones de mujeres jóvenes ven desaprovechado su potencial cada día. Y, por tanto, sus países pierden con ellas. Los datos invitan al desaliento: 75 millones de niñas no van a la escuela y una de cada tres no accede a secundaria -datos del informe de Plan presentado en Madrid-; cada tres segundos, una es obligadas a casarse -el 14% lo hará antes de cumplir 15 años en los países en vías de desarrollo- y unos 140 millones sufren las consecuencias de la mutilación sexual. El drama tiene nombre y apellidos en cada país. Nombres como el de Malala Yousafzai, la activista pakistaní de 14 años tiroteada este octubre por los talibán por sus campañas en favor de la educación de las niñas. Eso sólo una de tantas.
.
La salud reproductiva y el acceso a educación sexual están en el centro de los objetivos de las organizaciones. Desde el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) se han centrado en el matrimonio infantil. [Conozca su trabajo en La India] "Es una práctica que sigue muy extendida en muchos países, sobre todo del África subsahariana y Asia Meridional: en Níger, el 75% de las mujeres se casa antes de cumplir los 18 años y en Bangladesh, el 65%, aunque la Convención de los Derechos del Niño dice que no es legal. Y cada año dan a luz 14 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años, con un gran riesgo para su salud ya que la principal causa de discapacidad entre ellas deriva de complicaciones en el embarazo y el parto", afirma Alanna Armitage, directora del organismo en Ginebra. Detrás se esconde una realidad tan perversa como que muchas veces no hay siquiera registro de su existencia. Carecen de un documento de identidad, lo que dificulta la lucha contra el matrimonio temprano, pero también votar o abrirse una cuenta.
.
En este Día Internacional de la Niña, el trabajo de la UNFPA busca 'empoderarlas' para que escojan cuándo y cuántos hijos quieren tener y salgan del ciclo de la pobreza. "Y para eso, hay que ahondar en el porqué del bajo valor que tienen en muchas comunidades, en motivos políticos, culturales y religiosos... La inversión en ellas tendrá un efecto inmenso. La equidad de género debe entenderse también como un elemento de equilibrio económico", sentencia Armitage.
.
Maria Antonieta Alcalde, responsable de International Planned Parenthood Federation trabaja en la prevención del embarazo adolescente en Latinoamérica, otro de los grandes desafíos. "Hablamos de inversión preventiva, de apostar por el desarrollo y no sólo combatir a posteriori las consecuencias de la pobreza. Es fundamental que las niñas tengan acceso a una educación integral sobre sexualidad, que entiendan qué es violencia sexual y qué pueden hacer si la sufren -en más de un 70% de los casos viene de un familiar o un conocido-", cuenta.
.
A pesar de los avances económicos en muchos países del área, no ha decrecido el índice de embarazo adolescente, incluso ha aumentado. Y es que muchos gobiernos prefieren no meterse en ese terreno para no molestar a los sectores más conservadores, como la iglesia, por eso es importante la cooperación internacional. Y aquí entran en juego los recortes en los presupuestos españoles, que han provocado que la IPPF haya tenido que suspender varios de sus programas. "Un solo año de recortes significa cinco años de retraso en todas las políticas de cooperación", denuncia Concha López, de Plan.
.
No es la única consecuencia de la crisis, que impacta con más fuerza en la vida de las niñas por la reticencia de los padres a invertir en su educación frente a la ventaja inmediata de tenerlas como ayudantes en las tareas domésticas: en la India, el 80% de las trabajadoras domésticas son niñas de entre 10 y 12 años, según el informe de Plan. Además, más del 60% de trabajadoras en los países en desarrollo tienen empleos informales poco regulados y protegidos. Y existen evidencias de que las crisis incrementan el número de familias desesperadas que venden a sus hijas a la prostitución. Cada año, más de 800.000 niñas son explotadas sexualmente.

La situación en cifras

-100 millones de niñas no llegan a nacer por la práctica del aborto selectivo.
-El 70% de los niños que no están escolarizados en el mundo son niñas.
- Las jóvenes entre 15 y 24 años representan el 64% de los casos mundiales de VIH. 1,5 millones viven con el virus, el 80% en África subsahariana. Un gran porcentaje desconoce ser seropositiva.
-150 millones de niñas han sufrido una violación o alguna otra forma de violencia sexual. El 50% de las agresiones sexuales mundiales las sufren niñas menores de 16 años.
-Se estima que 140 millones de niñas y mujeres en todo el mundo han sufrido mutilación genital.
- 10 millones son obligadas cada año a contraer matrimonio antes de los 12 años.
-La principal causa de muerte en adolescentes de entre 15 y 19 años en países en vías de desarrollo son las complicaciones derivadas del embarazo.
-En sus manos está el 70% de la producción agrícola mundial.




Enlaces y artículos relacionados
 


 
Fundaciones en pro de la protección y educación de las niñas
 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aqui puedes formular tus comentarios.

 

Bibliotecas Virtuales

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 317-5454-08-3

Webs amigas


src="http://i50.tinypic.com/igye6v.jpg" />

Seguidores