La Historia investiga, analiza y registra el pasado del hombre. Los acontecimientos ocurridos, sus causas, su desarrollo geográfico, social y las consecuencias de los mismos. Que nos sirve de base para la comprensión del presente. Al hablar del pasado del hombre entendemos que todas las acciones, pensamientos y obras cuya trascendencia modificó, alteró o impulsó un proceso social.

15 de junio de 2012

El negocio de la prostitución en Roma

. 15 de junio de 2012




Fresco de la Casa del Centurión, Pompeya,
 siglo I a. C, que muestra una escena erótica.
El historiador Robert Knapp repasa los pormenores socioeconómicos de los burdeles en el Imperio y Andrés Moreno Mengíbar revisa la evolución de este oficio en la historia de España, desde los visigodos hasta el vacío legal de la actualidad
En la época romana, las niñas y jóvenes podían asegurar su futuro a través del matrimonio o de ser explotadas sexualmente en beneficio de otra persona”, escribe el historiador Robert Knapp en la introducción del artículo Amor de pago, portada del número de junio de la revista La Aventura de la Historia. Un reportaje que recorre las condiciones de vida de las prostitutas en Roma en el ejercicio de una profesión que no siempre se ejercía libremente: muchos hombres, mujeres y niños esclavos eran obligados a ello. De hecho, muchas de las mujeres que ejercían la prostitución en Roma estaban en una situación desesperada  e incluso eran presionadas por sus familiares para que obtuvieran algunos ingresos extra, y, bien ejercieran el oficio de forma libre o forzada, era común que sufrieran malos tratos, escribe Knapp.
Las prostitutas romanas no eran perseguidas por la ley, pero no podían casarse con romanos libres, no podían redactar testamento ni recibir herencia, si bien en muchas ocasiones se ignoraban estas restricciones. El sistema legal las dejaba tranquilas: no entraba a juzgarlas moralmente y no las castigaba porque no violaban la ley, pero su libertinaje sexual les suponía cierta deshonra y a mediados del siglo I d.C., sus servicios comenzaron a ser gravados de manera que tenían que pagar una tasa.
En cuanto al número de prostitutas, se estima que una de cada cien mujeres era meretriz en Pompeya, por ejemplo, un porcentaje que sería mayor entre las mujeres de 16 a 25 años. En lo que se refiere a las condiciones de trabajo, las prostitutas ejercían en lupanares, tabernas, casas de comidas y baños públicos -en las termas suburbanas de Pompeya hay pinturas explícitas que muestran actividades sexuales cada vez más audaces-, o en la calle. De hecho, los mercados y las zonas de edificios públicos, sobre todo el teatro, ofrecían muchos posibles clientes.
Un ejemplo de las supuestas destrezas sexuales que se esperaba de las prostitutas se describe en la novela de Aquiles Tacio Leucipe y Clitofonte, habilidades que tenían un precio de alrededor de dos ases, un cuarto de denario, lo que suponía el pago de media jornada de un trabajador y dinero suficiente para sobrevivir diariamente durante buena parte de la época del Imperio Romano, según Knapp. Y mucho más de lo que una mujer podía ganar en cualquier otra ocupación.
Uno de los aspectos más trágicos del asunto eran los embarazos no deseados, que se resolvían mediante pociones abortivas que se autoadministraban en forma de supositorio vaginal o, una vez que nacían los niños, cometiendo infanticidio o abandonándolos.
El reportaje se completa con un artículo del historiador Andrés Moreno Mengíbar dedicado a la historia de la prostitución en la Península Ibérica: desde su persecución en la España visigoda hasta el vacío jurídico de la actualidad. Por el camino, la regulación del sexo de pago en burdeles oficiales en el otoño de la Edad Media por dos razones: la tendencia al retraso en la edad matrimonial de los varones y el aumento de la violencia sexual en las ciudades. Hasta que el siglo XVI se finalizó el proceso de apertura de estos espacios y las ordenanzas relativas a los mismos por los Concejos o la Corona.
En este momento histórico, los prostíbulos se situaban sobre todo en las grandes aglomeraciones urbanas, en los puertos o ciudades universitarias o con una importante población eclesiástica, en aquellas urbes donde se celebraban ferias y mercados importantes, y en las principales vías comerciales o ganaderas.
Los burdeles municipales pretendían domesticar la violencia urbana derivada de la crisis social bajomedieval, pero también ejercer un cierto control sanitario dado la expansión pandémica de la sífilis en el siglo XV. El cierre de este tipo de mancebías supuso el fin de la permisividad y el inicio de una larga etapa de represión que derivaría en una absoluta falta de control de este tipo de actividades y de su caída en las redes de la sordidez y la delincuencia.
En el siglo XVIII, con la higiene como valor ilustrado, se pretendió establecer una estricta compartimentación de los espacios de la esfera pública como expresión del temor de una prostitución descontrolada. Y ya en la bisagra de los siglos XIX y XX, Pedro de Cabarrús y Antono Cibat establecieron sendas propuestas para una nueva reglamentación de la prostitución, si bien no sería hasta mediados de 1840 cuando se empezaron a establecer los primeros controles legales.
En 1846, Málaga ya llevaba un registro de prostitutas locales, seguida por Zaragoza y Cádiz, que afrontó el establecimiento de un marco legal que circunscribía el ejercicio de la prostitución a los espacios cerrados y ocultos de las casas de tolerancia. Y finalmente, en 1935, se suprimió la legislación de la prostitución.
Durante la etapa franquista, se restableció el sistema de casas toleradas entre 1941 y 1956, año en el que España se adhirió a los convenios internacionales contra la trata de blancas y, en consecuencia cerró los registros municipales y los controles médicos y volvió a relegar a las prostitutas a una ilegalidad que continúa hoy.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aqui puedes formular tus comentarios.

 

Bibliotecas Virtuales

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 317-5454-08-3

Webs amigas


src="http://i50.tinypic.com/igye6v.jpg" />

Seguidores