La Historia investiga, analiza y registra el pasado del hombre. Los acontecimientos ocurridos, sus causas, su desarrollo geográfico, social y las consecuencias de los mismos. Que nos sirve de base para la comprensión del presente. Al hablar del pasado del hombre entendemos que todas las acciones, pensamientos y obras cuya trascendencia modificó, alteró o impulsó un proceso social.

18 de julio de 2009

Análisis de Don Quijote, 2 parte

. 18 de julio de 2009

Como punto de partida, en el primer capitulo, se pone de manifiesto la doble faceta antinómica del protagonista: locura y cordura. La primera parte sirve para el humor y la sátira y la segunda parte para la expresión de un elevado pensamiento, de un ideal en cualquier materia, ética, social e histórica. Por ejemplo; en la plática sobre el estado y modos de gobierno, donde hace una critica del estamento privilegiado.

Esta obra guarda algo importante: el reflejo de una sociedad contemporánea y la índole literaria de sus principales personajes, alrededor de los cuales se tejían las anécdotas.

Los escritores contemporáneos dijeron: Se han recogido anécdotas que señalan el sentir popular y la realidad decadente del siglo XVII. Esto hace que muchos personajes, principalmente el escudero, asuman a lo largo de la novela una función polivalente dictada por su entorno.

El Quijote desprende una teoría social y política que muchos cervantinos coinciden en afirmar que el autor hace por boca de su personaje, hizo una fuerte critica contra la sociedad feudal y moderna. Opone en ella un mundo ideal y utópico donde presiden la felicidad y la justicia, la comunidad de bienes, igualdad, paz y la concordancia.

El afán de perfección individual y humana que predica el protagonista se alcanza por el ejercicio de dos profesionales: las armas y las letras. Según Maravall, esta creencia en una vida de malicia es de raíz medieval pero con la diferencia de que el ejercicio caballeresco no presupone virtudes nobles sino que las armas son el instrumento para adquirir una virtud interior. Cervantes sitúa dentro de la corriente erasmista en la polémica sobre la honra que es un estado adquirido y no heredado. Con el merito de el valor del individuo piensa Don Quijote adquirir forma. Las virtudes que practica y su sentido de la libertad autárquica se oponen a las bases de estado moderno, con su ejército regular, su economía fundamentada en el dinero y la administración burocrática. Estos tres factores son absolutamente antiquijotescos.

En uno de los diálogos que sostiene Don Quijote y Sancho, don Quijote insiste en que las relaciones siervo señor han de estar dictadas por unos lazos humanos de fidelidad, y no economías como pretende el escudero. Precisamente este es un síntoma mas que señala el paso de la Edad Media al Renacimiento, la aparición del factor económico en las relaciones, lo que provoca una conciencia individualista. Don Quijote rechaza esta estructura precapitalista moderna.

A través del personaje Cervantes adopta sin ningún peligro una critica contra la España de su tiempo, la defensa de un ideal. Muchas conversaciones entre el protagonista y el escudero reúnen un dialogo rustico, la parodia del altisonante lenguaje de caballerías.

Ambos personajes están dotados de una admirable humanidad, justicia, sabiduría, inteligencia, ingenio, sensatez, humildad, y fidelidad ante sus ideales.

En el capitulo XXXI, Sancho acierta en destronar el mal fundado orgullo de muchos que se creen grandes señores.

Cervantes salió airoso logrando una sátira contra la ambición de poder, que aquejaba a la plática española y llevar a la cumbre de su personalidad al escudero. Entre las burlas de Sancho se plasma la figura del perfecto gobernante por los abusos que quiere extirpar y por las leyes justas que promulga. Combate la inmoderación del empleo del don, lo que significa, según el historiador Maravall, un deseo incipiente en la época de reducir los excesivos privilegios que llevaban consigo unos títulos de distinción estamental.

En uno de los pasajes se hace una crítica aguda y mordaz contra la vida de poderosos, cuando Sancho prefiere una olla podrida a los manjares exquisitos.

El principal defecto que atribuye Cervantes en los libros de caballería es el de la inverosimilitud. Todo ese cúmulo de fantasías y hechos inauditos que plagaban sus páginas era objeto de sátiras y feroces diatribas por parte de muchos moralistas del siglo XVI. Personajes como el cura y el canónigo, hacen parecidas declaraciones. El dictamen del canónigo ofrece, las gestas de héroes, cuya lección de sus valerosos hechos pueden entretener, enseñar, deleitar y admirar a los más altos ingenios que los leyeren. Cervantes no desecha el tema épico, sino que propone tratarlo con verosimilitud, en cuanto a la existencia de sus héroes y la mesura humana de sus actos.

El Quijote nació como replica a esas fantasías y numerosos motivos caballerescos son ridiculizados en sus páginas. En su segunda parte cede lugar preminente a un didactismo sobre los valores humanos, sociales y políticos.
Bibliografia
El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha
Tomo II, Miguel de Cervantes
Editorial Vasgos, S.A, Barcelona, España
1974, Compendios N.°19

1 comentarios:

José Galarza dijo...

Ahora sí, no había leído esta parte. Me parece muy bueno el análisis. Creo que puedes poner al final un resumen del significado del Quijote.

Publicar un comentario

Aqui puedes formular tus comentarios.

 

Bibliotecas Virtuales

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 317-5454-08-3

Webs amigas


src="http://i50.tinypic.com/igye6v.jpg" />

Seguidores